El uso de apps educativas mejora las soft skills y potencia el aprendizaje permanente

Llega verano y con ello los niños cambian libros y ordenadores por campamentos, piscina, pelota y juegos al aire libre. Por delante les esperan 3 meses de vacaciones en los que tendrán muchas horas libres y querrán aparcar deberes y estudios. Pero, ¿y si aprenden a la vez que juegan gracias a las apps? Durante este periodo vacacional es fundamental que los niños disfruten y hagan ejercicio. Sin embargo, es importante ofrecerles actividades que les motiven a seguir aprendiendo y repasar los conocimientos adquiridos durante el curso.

En época de vacaciones los niños pasan muchas horas conectados a teléfonos móviles, tablets y otros dispositivos electrónicos. Por ello, hay que controlar su uso y educarles para que les saquen un buen rendimiento. Además, se pueden convertir en un perfecto aliado para aprender en el día a día.  Por ello, es muy útil disponer de varias apps educativas y lúdicas que les permitan aprender de forma autónoma.

Xavier Suñé, codirector del Observatorio de Innovación Tecnológica y Educativa (ODITE) de la Asociación Espiral y socio de CEL Working, apunta la gran utilidad de las apps que potencian las llamadas soft skills, las habilidades y competencias sociales, de colaboración, comunicación, pensamiento crítico,  resolución de problemas y creatividad que favorecen que las personas se muevan con éxito en su entorno.

Apps educativas para sacarle el máximo provecho al verano

Para aprender de una forma amena y totalmente integrada a las experiencias vividas en vacaciones, el docente, en colaboración con Maria Masjuan y Ricard Garcia,  recomienda usar aplicaciones como Pixlr-o-matic, que es un editor de imágenes; otra de Realidad Aumentada como Wallame; o Spreaker Studio, que inmortaliza momentos con audios y músicas. También valora positivamente Flipgrid, una red social que permite grabar vídeos, enviar comentarios a otras personas y devolverles el comentario con otro video. Asimismo, aconseja visitar el catálogo de aplicaciones propuesto por el Departament d’Educació de la Generalitat y mSchools o apprender, el market place de apps educativas de SM.

“Una de las ventajas del aprendizaje no formal y del informal es que tienen un formato 24/7 y  hay que orientar a los niños hacia el aprendizaje permanente”,  asegura el socio de CEL Working. Suñé considera que es importante que lo niños no pierdan el ritmo escolar y sigan asimilando nuevos conocimientos.

El codirector de ODITE considera que las tecnologías digitales son un catalizador para fomentar y acelerar el aprendizaje.  Sin embargo, advierte que se debe hacer un uso con sentido común para evitar la sobreexposición a las pantallas. Por ello pide que escuela, familia, instituciones y entorno se unan para educar en la utilización de estos elementos.

CEL Working apuesta por la integración de la tecnología en la educación

Uno de los objetivos de CEL Working es orientar a los alumnos para que sus propias experiencias generen aprendizaje. Pero no sólo eso, sino que además sean capaces de sacar una ventaja competitiva. Además, una de las claves es potenciar el aprendizaje a través de la diversión y la motivación. Según Suñé “aplicar las técnicas, dinámicas, estrategias y otro componentes del juego al proceso de educación lo convierte en una evolución del aprendizaje inmejorable porque tiene todos los ingredientes para ser diferente y motivador”.

Add Comment