El aprendizaje basado en retos, la personalización y el Flipped Learning son las tendencias educativas de este nuevo curso escolar

• Las tendencias en educación de 2019 se extraen del informe ODITE publicado por el Observatorio de Innovación Tecnológica y Educativa, dirigido por Juanmi Muñoz y Xavier Suñé, fundadores de CEL Working.
• Las escuelas fomentan el uso de las nuevas tecnologías, la emprendeduría y la cultura de la innovación para dar respuesta a los nuevos desafíos que plantea la irrupción de la cuarta revolución industrial.

El aprendizaje basado en retos, la personalización, el aprendizaje servicio y el Flipped Learning son las principales tendencias educativas que destacarán en las aulas catalanas en este curso 2019-2020. Esta información se extrae del 5º informe publicado por el Observatorio de Innovación Tecnológica y Educativa (ODITE). Este centro, dirigido por los fundadores de CEL Working Juanmi Muñoz y Xavier Suñé, es un laboratorio de investigación e innovación educativa centrado en la observación, el descubrimiento y la experimentación con nuevos instrumentos para implementar nuevas actividades educativas que mejoren el aprendizaje.

La cuarta revolución industrial plantea nuevos desafíos sobre las habilidades necesarias para afrontar el futuro. En este sentido, las nuevas tecnologías han irrumpido con fuerza en nuestra sociedad y, por ello, las escuelas estimulan cada vez más el espíritu emprendedor y la cultura de la innovación en los más pequeños con el objetivo de ofrecerles aptitudes, conocimientos y herramientas para ser agentes del cambio y crear un impacto positivo en el nuevo mundo que se presenta.

El aprendizaje basado en retos, la principal innovación en la escuela

Según los directores de ODITE, el aprendizaje basado en retos es una de las prácticas más innovadoras para este nuevo curso. Esta metodología se basa en un enfoque que, mediante estándares, permite que los jóvenes utilicen la tecnología para solucionar problemas reales vinculados a su contexto. Por otra parte, en los últimos años también se ha vivido con fuerza la irrupción del aprendizaje servicio, una metodología activa que facilita el desarrollo de competencias y la adquisición de conocimientos prestando servicios a la comunidad.

 

Otra de las tendencias que está en alza es el Flipped Learning, un modelo pedagógico que busca maximizar y optimizar el tiempo en el que los alumnos aprenden practicando. Una de las claves radica en avanzar contenidos y procesos mediante unos vídeos que los alumnos ven antes de asistir a clase. Por último, Muñoz y Suñé ponen énfasis en la importancia de la personalización y la diferenciación en el aprendizaje individual de cada alumno, donde las aulas proporcionen diferentes vías y ritmos para adquirir los conocimientos y procesar o comprender las ideas clave.

Tendencias en desarrollo e incipientes que liderarán el futuro

El informe ODITE subraya también otras tendencias educativas que se encuentran en desarrollo en los centros escolares y serán una amplia realidad en los próximos años. Entre otros, destaca los espacios educativos innovadores, la robótica y el pensamiento computacional, el emprendimiento o la Cultura Maker en las aulas. Por último, Muñoz y Suñé adelantan que las tendencias del futuro, aquellas que todavía son muy incipientes pero que en unos años revolucionarán la educación, son la Realidad Virtual, la analítica educativa, el rapidlearning, las píldoras educativas y la educación 360º .

Add Comment